jueves, 1 de marzo de 2018

Sola con la luna

He vuelto del bar en la madrugada. Aparco mi vehículo y con dificultad intento insertar la llave en la puerta. Al abrirla, siento un gran silencio muerto dentro, mi casa parece abandonada.
Hoy ha sido un día gris, uno de tantos. Me dirijo a la cocina para ahogar mis penas en alcohol, aunque hace unos instantes estaba en un bar. Pero eso no funciona para aliviar mi alma. Recurro también a los cigarrillos. Nada.

Mi ansiedad comienza a aumentar. Mi alma y mi corazón parecen romperse más y más. Me he quedado sin ideas. Voy rumbo hacia mi habitacióny a lo lejos veo el muelle. Sin pensarlo, tomo mi abrigo y me dirijo caminando lentamente hacia allí.

No hay presencia de ni siquiera un alma, solo la mía. Todos los locales están cerrados, los perros callejeros que suelen caminar por ahí no están. La única que me acompaña es mi soledad. El aire es demasiado frío, lamento no haber tomado una chaqueta más abrigada. No logro despejar mi mente.

Logro llegar al muelle, aunque tengo mis piernas congeladas.

Siempre suelen haber pescadores a estas horas de la madrugada en el lugar. Pero hoy, por alguna extraña razón, no están. Tal vez el clima es demasiado frío. En un momento veo un bote en la orilla, sin amarrar. Una idea loca se me cruza por la cabeza. Sin pensarlo demasiado tiempo, tomo el bote y me dirijo al mar, sin rumbo, sin problemas, sin horario, sin miedo a perderme en el gran océano.

Giro lentamente mi cabeza hacia la derecha y veo a la luna. Siento que está ahí, acompañándome, apoyándome en mis conflictos. La locura me está dominando.
Cambio el rumbo y me dirijo hacia ella, intentando acercarme aún más. Detengo el bote al ver que estoy demasiado cerca. Sé que está ahí, conmigo, para yo poder llorar en su hombro. Inclino mis rodillas hacia mi pecho y comienzo a hablar con ella. Parezco una demente: sola, en medio del mar, hablando con la luna.

Al terminar mi discurso, siento que me he quitado un gran peso de encima. Ha funcionado. Ahora, cada noche voy hacia el medio del mar y hablo con la luna. Nunca me había sentido tan satisfecha. Hace casi cinco meses que estoy aquí, sola con la luna.



9 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Muy bonito el texto<3
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Antes que nada me disculpo por no haberte seguido antes, no había tenido tiempo de pasarme por la lista actualizada del grupo de wpp de Bloggers Literarios, pero ya esta todo solucionado jajaja En cuanto al texto, me encanto, escribes muy bonito :3 ¡Nos leemos!

    Jazmin - Navegando entre Letras

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! No te disculpes por eso c:
      Me alegro de que te gustara.<3

      ¡Saludos!

      Eliminar
  3. Buenos días

    llego de la iniciativa Bloguers Literarios

    Espero verte por Nomáscuentosdeprincesas

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Apaaa! una escritora en potencia. Pensás publicar algún día?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diculpa por no responderte antes. Si llego a tener talento como escritora, sí me gustaría publicar.
      Gracias por comentar.

      Eliminar